EL CLUB

ALCATRAZ

Por más que su nombre pueda sorprender, nuestro Club hace de él un mensaje de libertad, abriendo un espacio donde nuestros socios pueden acceder a su legítimo derecho y practicarlo de manera responsable: el consumo de la marihuana, una de las plantas que la Naturaleza ofrece al ser humano para ser utilizada con finalidades tanto terapéuticas como también lúdicas. Sus principios activos han sido recuperados por la moderna medicina con resultados muy positivos, especialmente para aminorar las consecuencias de la quimioterapia, o en las depresiones agudas, o el dolor resistente a fármacos agresivos… Diversas Administraciones de países europeos y americanos están avanzando en legislaciones que, por fin, tienden a legalizar y regular un producto natural sistemáticamente marginado.

En el aspecto lúdico, sus efectos están en las antípodas de los problemas causados por una sustancia como el tabaco, reconocidamente perniciosa para la salud pública, aunque oficialmente legal e incluso protegida por el Estado en la mayoría de países. Mientras se contabilizan miles de enfermos por su culpa, no se conocen diagnosticados como víctimas de la marihuana.

Así, nuestro espacio social abre sus puertas para quienes estimen tanto su libertad como su salud, en un marco compartido de consumo responsable. Sus instalaciones, decoradas con precisión cinematográfica, reproducen diversas galerías y espacios de la mítica Alcatraz, con documentos gráficos de los personajes que se convirtieron ellos mismos en leyenda. Por último, una cuidada instalación de luminotecnia, sonido y un sistema de climatización de última generación, nos permiten ofrecer a los socios el nivel de confort exigible en el que, creemos, está destinado a convertirse, por su concepto, en el Club más avanzado de Barcelona.